Cuestión de Peso Vol. II

Imagen tomada de We Lover Size.

 

Yo desde que nací estaba “predestinada” a ser GORDA. No me miréis así, como excusa para el sobrepeso está muy bien “Cuando nací pesé 4,5kg y así estoy jajajajaja” Y no os estoy mintiendo, cuando nací pesé exactamente eso, mi ropa de recién nacida no me servía y me ponían la de bebés de un mes en adelante. Nací gorda, lozana, hermosona y con ganas de comer.

Mi madre me cuenta que siempre he sido (y seré) de buen comer. Con 3 años me metía en plan “no se va a notar” debajo de las camisas de mi madre a ver si podía sacar algo que llevarme a la boca… vamos que con 3 años todavía pedía teta. Aquello tenía que estar bueno, no hay otra explicación. Cuando veo mis fotos de bebé me gusta lo que veo, una nena mofletuda, con sus lorzas en los molletes y sonrosadita, una bebé sana, lo que toda madre quiere, no veo un bebé gordo, enfermo y pienso “pobrecito mira que gordo, está enfermo” ¡¡Pues NO señores nadie piensa que un bebé gordo está puto enfermo!!

Fui creciendo como manda la naturaleza del ser humano “Nacer, crecer…” Iba por buen camino, si. Aquí empieza el drama de ser quién soy o como soy. Toda mi vida he vivido con el estigma de ser la gorda en la familia, si, TODA LA VIDA. Con 12 años no era mucho más bajita que ahora y pesaba 55kg y me decían que estaba gorda. Si quería un bikini me miraban con pena y me arriesgo a decir que pensaban “pobrecita si esta gorda como la vamos a dejar ponerse eso” Recalco 55kg! Cuidado no sea que una lorza vaya a reventarte la cara. He tenido suerte de no tener traumas “graves” o algo peor, un desorden alimenticio. Yo lo segundo no pero siempre he tenido vergüenza de enseñar mi cuerpo porque ser gordo es sinónimo de feo y lo feo no se enseña. Si, eso pensaba a los 12 años. Que a ella le compraban una camiseta que enseñaba ombligo pues para mi más larga porque ESTÁS GORDA,  que un vestido ajustado, a ti más suelto que ESTÁS GORDA… Una cosa que me marcó mucho fue una vez que me tomaron medidas para hacerme el uniforme del colegio y de cintura tenía 60cm, cuando vieron las medidas se echaron a reír y me dijeron “imposible que tu tengas esas medidas, te va a quedar pequeño el uniforme” Casi me desmorono ahí mismo y tenía 11 años. El uniforme que quedó grande, suelto pero ESTÁS GORDA.

Hoy a mis 28 años sigo acomplejada con mi cuerpo no por estar gorda sino porque siempre me ha parecido feo, soy de esas que tienen cara mona pero una pena de cuerpo. Yo me veo así.

 

 

“Quien bien te quiere te hará llorar” o algo así. Nunca ese dicho fue más acertado porque todas las veces que he llorado por mi físico ha sido por culpa de mi entorno más cercano:

“Con la cara tan bonita que tienes y lo gordita que estás…” (Cara de ¡Vaya desgracia!)

“Así nadie te va a querer”

“No pasa nada porque un hombre sea gordo pero una mujer tiene que tener buen cuerpo para verse bonita”

“Te lo decimos por tu bien para que te veas guapa”

“Tienes que cuidarte para que cuando tengas un bebé te quede un cuerpo bonito”

“Estando así te va a ser más difícil encontrar trabajo”

“Con tu cuerpo no puedes llevar esa ropa”

“¿Esa es tu talla?” (cara mezcla de asco y pena)

Y así muchas, muchas más. Con los años he ido forjando una coraza para poner buena cara ante este tipo de comentarios pero por dentro me queman hasta el dolor más insoportable. Gorda y humana que la grasa no impide que tenga sentimientos y a más de uno le vendría bien aprender esto.

Me pone muy mala la imagen que nos vende la sociedad, esa imagen de falsa salud que supuestamente representan las personas delgadas solo por estar delgadas. Da igual la alimentación que lleven, el tipo de vida, si son sedentarias o no, están delgados y eso es lo que importa, el mundo sabe que eres saludable porque se te marcan los huesos de la clavícula y no llevas nada por encima de la 40. ERROR. El sobrepeso no es una enfermedad, no necesariamente. Puedes ser gordo y tener unos análisis clínicos de matricula de honor. El problema está en que la imagen de alguien gordo es sinónimo de mala alimentación, sedentarismo, dejadez, ENFERMEDAD.

Me he hartado de las lecciones de nutrición sacadas de revistas o porque me lo dijo este o aquel. La peor es la de “Come solo ensaladas y filetes a la plancha” porque “mátate de hambre” queda feo y vende poco. Claro que adelgazas y si no comes nada también pero yo prefiero ser gorda a estar anémica y desnutrida porque si, la lechuguita y demás alimenta pero solo un poquito.

 

Como me imagino que me ve la sociedad “sana”

 

Os voy a dar un consejo para ir terminando. Cuando os critiquen, os señalen con el dedo, se metan con vosotros, os llamen enfermos usad un buen “ME VAIS A COMER EL COÑO” como respuesta a todo. Tenemos que aprender a dejar de justificar los kilos de más que nos marca la báscula, la/el que los lleva encima eres tú no ellos y si les pesan pues mira, allá ellos con sus mierdas porque es muy fácil ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

 

Me vais a comer el coño.

 

Edit: En este post critico que se nos juzgue/etiquete por ser gordos, no a aquellos que están delgados/atléticos/en forma. Cada cual es como es y como tal es respetable e incuestionable.

Anuncios

2 comentarios en “Cuestión de Peso Vol. II

  1. ole tu y ole tu coño. Por todo lo que has pasado te mereces lo mejor. A la mierda la báscula y las críticas. Cuando he estado leyendo me han dado ganas de coger un avión y meterle una galleta a toda tu familia (y doble)
    Espero que en algún momento te veas tan bella como te ven los demás.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s